Error en una traducción ¿Cuánto puede costar un error?

En general, nuestros clientes tienen muy claro que no quieren un error en una traducción ni jugársela con la calidad de sus textos en los distintos idiomas con los que trabajan. Pero en algunas ocasiones puntuales hemos recibido peticiones de traducciones en plazos de tiempo imposibles, proyectos que hemos decidido no llevar a cabo siendo conscientes de que no podríamos entregarlos con la profesionalidad que nos gusta ofrecer en TraducciónExperta. Se nos ha dado el caso de algún cliente que ha solicitado una traducción de más de cien páginas en diez minutos. Al tratar de hacer ver a esos clientes que no era algo factible, su respuesta ha sido casi siempre una pregunta: “Pero, ¿no lo metéis en un programa informático y se hace automáticamente?”
Imaginemos que queremos preparar una carta para un restaurante y utilizamos un traductor automático. Si queremos traducir al inglés “tortilla de bonito” es posible que nos aparezca “nice omelet”. A nuestros comensales les ofreceremos nuestro plato, aunque a ellos no necesariamente la tortilla les haya parecido “bonita”.
No todas las palabras de un idioma tienen su correspondencia exacta con otra de un idioma distinto, por lo que debemos valorar debidamente el factor humano en la traducción y ponerla en manos de traductores bilingües que aporten sus conocimientos, tanto de la lengua original del texto o la palabra como del idioma al que queremos traducir.
Los filólogos y traductores nativos expertos  aportarán esa sensibilidad para contextualizar la traducción y darle sentido, no sólo en lo que se dice, sino también en lo que se quiere decir.
Un error en la traducción no siempre es tan inocuo como el ejemplo mostrado antes. En 1978, Willie Ramírez ingresó de gravedad en un hospital de Florida. La familia, que no hablaba inglés, creía que sufría una intoxicación alimentaria, y el personal sanitario, que se suponía hablaba español, tradujo “intoxicado” como “intoxicated”, que en inglés suele emplearse para personas que se encuentran bajo los efectos de alguna droga o que han ingerido alcohol en exceso. En realidad, lo que sufría era una hemorragia intracerebral. Al errar en el tratamiento, Ramírez quedó tetrapléjico y el hospital tuvo que abonar una indemnización de 71 millones de dólares.
En TraducciónExperta estamos encantados de asesorar a nuestros clientes y de efectuar sus traducciones con la mayor fidelidad posible para evitar que un error o una mala traducción produzca algún efecto no deseado.

By | 2017-02-22T19:23:30+00:00 noviembre 23rd, 2015|Categories: REVISIÓN DE TEXTOS, TRADUCCIÓN|Tags: |0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.MÁS INFORMACIÓN

ACEPTAR
Aviso de cookies