Donde prima lo visual

Estamos en una época en que prima lo visual. El tiempo cada vez es más valioso; la gente va con prisa y busca la rapidez de las imágenes y los vídeos. Cada día nos fijamos menos en los textos escritos. El que se detiene a leer exige, y si no ve calidad e información interesante o se encuentra con una redacción aburrida y poco accesible, abandona la lectura. A veces incluso nos molesta recorrer un texto extenso si percibimos que estamos derrochando minutos en algo árido que no nos aporta nada de provecho.

Lo mismo sucede en gran parte del trabajo que abarca TraducciónExperta. Quienes ofrecen servicios de traducción y revisión tienen que ser conscientes de esta premisa. No sirve de nada elaborar un documento impecable y sin errores si no se cuida ese aspecto. El lector ha de notar que las frases “fluyen” de manera agradable y natural. Si no resulta ameno y es necesario releer algún fragmento para comprender el mensaje correctamente, probablemente esa traducción o revisión no se hayan elaborado con la debida atención.

El cliente insiste

Muchas veces, los textos originales que llegan para traducir o revisar ya pecan de tediosos, complicados, ambiguos, confusos o pobres en su redacción.

Como profesionales, nuestro deber también es asesorar a los clientes.

Aunque algunos desoirán nuestro consejo insistiendo en que sus textos están perfectos y no necesitan mejora, normalmente la gran mayoría aprecia que se les ayude para que sus textos tengan mayor acogida al llegar a los destinatarios: redacción más cuidada, frases menos enrevesadas, giros adecuados para cada idioma, oraciones que no sean excesivamente largas… en definitiva, todo aquello que haga que leer el contenido sea fácil y satisfactorio.

Mejor que al principio

Es evidente que una revisión siempre debe mejorar y superar al texto original. Pero también es bastante rutinario que esto mismo ocurra cuando se traduce. No es extraño que mientras un profesional traslada un texto de un idioma a su lengua madre en ese proceso realice mejoras sobre el contenido original, eso sí, manteniendo el sentido y mensaje pretendido en el documento del que se parte. A veces el cliente no es consciente de esto durante el proceso de traducción. En cambio, otras sí que se le implica: se le asesora por si el original precisa también una mejora sustancial, se le pide opinión por si los cambios a aplicar son muy radicales, se le muestran las ventajas entre lo que había y lo que se va a modificar, se le consulta sobre lo que se desea comunicar, etc.

En esta batalla entre textos e imágenes, los profesionales de la traducción y la revisión tienen la encomiable misión de lograr que las palabras destaquen sobre las fotografías y los vídeos. Quienes contratan nuestros servicios quizá ni se imaginen esta responsabilidad que pesa sobre nosotros. Pero sabemos que, aunque invisible, es una parte intrínseca e inseparable de nuestro día a día como traductores y revisores.

Enlaces de utilidad:

Vivimos en la era de la supremacía visual donde el 93% de la comunicación es no verbal

The New Era Of Media: Visual Public Relations

Antes era visual, ahora es social

The Hyper Visual Era

By | 2018-04-23T12:03:02+00:00 abril 23rd, 2018|Categories: REVISIÓN DE TEXTOS|Tags: , |0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.MÁS INFORMACIÓN

ACEPTAR
Aviso de cookies