Categorias: TRADUCCIÓN

¿Intérprete o traductor? Interpretación y Traducción

¿Intérprete o traductor?

Ambas profesiones pueden parecer estrechamente vinculadas, pero son muy distintas en la forma de proceder y en las aptitudes que han de tenerse para desempeñar cada una de ellas. Esto es algo que muchos clientes desconocen, y dan por sentado que un intérprete puede hacer las labores de un traductor, y viceversa. En cambio, no siempre es así. Pocas veces un intérprete se dedica también a la traducción escrita.

Un intérprete es aquel mediador lingüístico que interviene en la comunicación verbal para hacer de puente entre varias personas que hablen idiomas distintos. Por ello, el intérprete debe tener muy buenas destrezas auditivas y orales en los distintos idiomas que formen parte de esa comunicación.

Intérprete

El trabajo de los intérpretes requiere más inmediatez, porque debe escucharse lo que dos o más hablantes están diciendo en distintos idiomas, y después decirlo en los otros idiomas participantes para que todos los intervinientes comprendan lo que se hable. Todo ello ha de ser en tiempo real para que no se interrumpa la conversación y para que todo sea fluido.

Dentro de este oficio podemos destacar algunas variantes:

  • Interpretación simultánea

    (también conocida erráticamente como traducción simultánea): es el servicio de interpretación más recurrente, y consiste en traducir verbalmente lo que el orador va diciendo al mismo tiempo que éste habla. Suele darse en eventos como congresos, conferencias, seminarios, sesiones formativas… donde concurre un gran número de participantes. Suele ser necesario el uso de equipos de audio costosos (megafonías, cabinas, auriculares para cada oyente, etc.).

  • Interpretación consecutiva

    En esta modalidad, orador e intérprete no hablan de manera simultánea, sino que primero lo hace uno y después el intérprete traduce lo que ha dicho el primero. Normalmente el intérprete ha de tomar notas que le faciliten recordar exactamente lo que ha de traducir verbalmente. Esta variante suele exigir más tiempo que la interpretación simultánea por razones obvias.

  • Interpretación jurada

    esta variante únicamente pueden practicarla aquellos que posean el título de traductor e intérprete jurado. Puede abarcar las dos modalidades mencionadas antes y conlleva una alta responsabilidad. Además, han de tenerse conocimientos de carácter jurídico y es un servicio que suele prestarse en tribunales y juzgados, o en eventos oficiales que lo requieran.

  • Susurro

    También denominado chuchotage. Este tipo de interpretación únicamente se emplea cuando en la conversación intervienen pocas personas, y habitualmente cuando quien precisa de intérprete es solo uno. Durante la conversación, el intérprete susurra al oyente la traducción verbal de lo que se va diciendo.

Traductor

El trabajo de los traductores es más comedido y meditado. Las estructuras sintácticas, gramaticales, verbales, etc. cobran mayor relevancia que en los trabajos de interpretación. Un traductor tiene la posibilidad de revisar su trabajo detenidamente y varias veces para que el resultado final sea lo más preciso posible, y no requiere la prontitud a la que está sometido un intérprete.

Aquí también podemos diferenciar distintas variantes dentro de la traducción, puesto que existen, igual que en la interpretación, los traductores jurados (que necesitan disponer del título de traductor e intérprete jurado), traductores técnicos o especializados en campos concretos, etc. Y no solo eso, sino que dentro de la profesión de traducción muchos proyectos consisten en revisar documentación o transcribir y traducir contenidos de documentos de audio y vídeo. Además, el traductor puede encontrarse con proyectos en muy diversos formatos (Word, Excel, PDF, JPG, audio, vídeo), o incluso en plataformas que van surgiendo y creciendo incesantemente (Worpress, Joomla, Prestashop,…), por lo que deberá tener experiencia y estar al día en software diverso.

Tanto en interpretación como en traducción, la necesidad de contratación de servicios de este tipo puede ser increíblemente variopinta (formación, comunicación, marketing, difusión, contabilidad, ventas, …), al igual que los sectores a los que se extiende (ingeniería, hostelería y turismo, industria, medicina y farmacia, páginas web, …).

Es cierto que hay profesionales con muy buenas competencias en todas las destrezas propias de dos o más idiomas y, por ende, tienen capacidad para desempeñar trabajos de traducción y trabajos de interpretación. Aunque suele ser más habitual que el traductor o el intérprete se encuentre cómodo en una de las dos disciplinas, pero no en ambas. Por ello, no nos extrañemos si un traductor con años de experiencia rehúsa un trabajo de interpretación, o un intérprete rechaza hacer labores de traducción.

Os dejamos un artículo sobre la diferencia entre intérprete y traductor

TraduccionExperta

Compartir
Publicado por
TraduccionExperta
Etiquetas: RECURSOS Y HERRAMIENTAS EN LA TRADUCCIÓN

Artículos recientes

Empresas de traducción que ofrecen varios tipos de traducción

Gracias a nuestro estudio de mercado mensual estamos descubriendo cómo están mutando las empresas de traducción tradicionales. Si comparamos nuestro…

2 meses hace

El precio de una traducción: la experiencia y el conocimiento

Seguramente a muchos profesionales, de la traducción o de otros sectores, les suena haber tenido en mente y en más…

3 meses hace

Tener la web en muchos idiomas, pero de traducción instantánea automática

Se ha puesto de moda, sobre todo en empresas y organizaciones de cierta envergadura, ofrecer en la esquina superior derecha…

4 meses hace

Este sitio utiliza cookies