Categorias: REVISIÓN DE TEXTOS

Revisar no es sinónimo de leer

Revisar no es sinónimo de leer

Entre los menos allegados al mundo de la traducción existe la convicción de que un servicio de revisión consiste en poco más que leer unos textos. O en pasar el revisor automático de Word, cuando realmente este sistema no detecta apenas una mínima parte de todo lo que ha de tener en cuenta un corrector profesional. En realidad, hay muchos trabajos de revisión que llegan a ser más laboriosos que una traducción del mismo contenido. Revisar un documento mal redactado puede requerir el triple de tiempo que una traducción desde cero. En este blog pretendemos dar a conocer algunas de las tareas que implica este tipo de proyectos, tareas que van más allá de una mera lectura.

Perfiles habituales de contratación de servicios de revisión

Para comprender mejor este artículo, primero hemos de pensar en los posibles perfiles de quienes contratan los servicios de revisiones de textos con mayor frecuencia. Hay clientes que remiten documentación que ha sido elaborada por alguien nativo de la lengua en que está redactada. Por regla general, este tipo de revisiones suelen ser menos arduas.

Lo más común es recibir documentación para revisar que no ha sido escrita por una persona nativa de la lengua en que se encuentra. En estos casos puede suceder incluso que el texto enviado por el cliente sea ininteligible y, por tanto, la revisión no sea factible.

Un servicio profesional y serio primero examina y evalúa el material con el que ha de trabajarse. Una vez se han valorado las condiciones en que se encuentra es conveniente advertir al cliente de qué conclusiones se han sacado y de la viabilidad del trabajo. Rara vez se remiten para revisión documentos que apenas contienen errores, aunque, de ser así, tenemos que hacérselo saber al cliente para que sopese si le compensa el coste de un servicio de este tipo. También tenemos que asesorar al cliente si sucede lo contrario, es decir, si su material es impracticable, para que contemple la alternativa de rehacerlo o de traducirlo desde cero, según corresponda.

En qué consiste una revisión completa

Efectivamente, el primer paso es leer de los textos. Esta lectura ayuda a entender el carácter genérico del material, a adquirir una perspectiva de los campos que se abarcan y del sentido que se pretende seguir, y a dimensionar el grado de incorrecciones que puedan existir.

Revisión, que recoge la corrección de los siguientes aspectos:

Errores de forma

Se corrigen errores de carácter ortográfico, tipográfico, gramatical, de puntuación, de coherencia de género y número, entre otros. Por ejemplo, se subsanan carencias o incorreciones de acentos, palabras mal escritas, espacios de más, signos de puntuación ausentes, no adecuados o duplicados, la coincidencia de masculino, femenino, singular y plural entre sujetos, objetos, complementos, verbos y adjetivos, etc.

Errores de estilo

Puede suceder que el material a revisar no contenga errores de forma, pero que la redacción y el estilo empleado en la redacción se pueda mejorar considerablemente. Además, también puede ser que tenga una redacción correcta, pero que el estilo empleado no sea el más apto para el contexto en que se desea emplear ese texto. Por ejemplo, si se trata de un documento de carácter jurídico, el estilo de escritura debe ir en la misma línea. De igual modo, si es un texto de difusión para un público general, tendremos que evitar determinados tecnicismos o frases muy enrevesadas.

Naturalidad

Los textos tienen que resultar naturales al leerlos. Han de estar redactados con frases que no transmitan la sensación de que la ha escrito una máquina o una persona no nativa de la lengua en que se encuentra. En ocasiones un revisor ha de releer varias veces una frase y darle un giro completo para que el resultado suene lo menos artificial que sea posible. Así se obtienen documentos agradables de leer. No proceder de esta manera puede producir efectos negativos en los destinatarios de estos contenidos. Por ejemplo, podrían aburrirse y abandonar el texto sin terminar de leerlo.

Comparación

Cuando la revisión se realiza sobre un texto resultante de la traducción de otro texto en otro idioma, entonces ha de hacerse cotejando cada frase y cada palabra con el documento original del que procede. Quizá no sea necesario corregir ninguno de los puntos reseñados antes, pero si el contenido no coincide con el documento de partida, entonces habrá que modificarlo para que así sea. Esto no significa que la traducción que se está revisando tenga que ser idéntica al original palabra por palabra, puesto que una traducción bien hecha no debe ser literal. Eso sí, el significado y el contenido del documento de origen y del documento meta (la traducción que estemos revisando) deben ser análogos y coherentes.

Reestructuración de frases

Puede ocurrir que el material que recibamos para revisar tenga unas frases muy pobres y mal estructuradas. De ser así, probablemente haya que borrar y reescribir gran parte, lo que exige un plazo mayor de tiempo. Además, en este tipo de revisiones suele ser frecuente tener que consultar con el cliente y aclarar posibles ambigüedades. En proyectos puntuales llevados a cabo por TraducciónExperta, esta situación era muy grave y hubo que comunicar al cliente la imposibilidad de efectuar una revisión, dado que el material a revisar era acentuadamente incomprensible.

A la vista de lo expuesto queda claro que una revisión no consiste en leer unos textos y poco más. Una revisión profesional conlleva una labor que puede llegar a ser más compleja que una traducción.

Enlaces de utilidad:

Definición de “corrector de textos”:
https://es.wikipedia.org/wiki/Corrector_de_textos

La actividad del lingüista como corrector de estilo:
http://www.uv.es/ahidalgo/

Cómo ser un corrector de textos:
http://educacion.uncomo.com/articulo/como-ser-un-corrector-de-textos-6652.html

TraduccionExperta

Compartir
Publicado por
TraduccionExperta
Etiquetas: REVISIÓN DE TRADUCCIONES

Artículos recientes

Empresas de traducción que ofrecen varios tipos de traducción

Gracias a nuestro estudio de mercado mensual estamos descubriendo cómo están mutando las empresas de traducción tradicionales. Si comparamos nuestro…

4 meses hace

El precio de una traducción: la experiencia y el conocimiento

Seguramente a muchos profesionales, de la traducción o de otros sectores, les suena haber tenido en mente y en más…

5 meses hace

Tener la web en muchos idiomas, pero de traducción instantánea automática

Se ha puesto de moda, sobre todo en empresas y organizaciones de cierta envergadura, ofrecer en la esquina superior derecha…

6 meses hace

Este sitio utiliza cookies