Categorias: TRADUCCIÓN

Traducir para cada cliente y sus necesidades

¿Sabemos adaptarnos a las necesidades del cliente en la traducción?

Traducciones personalizadas

Un aspecto fundamental en la labor de un traductor profesional es la personalización o adaptación de los textos. Esto consiste en tener en cuenta las condiciones particulares de cada cliente y proyecto al contexto. De hecho, rara vez un proyecto de traducción no requiere esa individualización. A continuación vamos a matizar algunos aspectos a tener en cuenta cuando traducimos para que nuestros clientes se sientan afines a los trabajos que se les entregan en los distintos idiomas.

Traducir no consiste en fabricar frases como si de una cadena de montaje se tratara.

Perfil de los destinatarios de los textos

Tener en cuenta el entorno en el que se va a difundir una traducción es muy relevante. Por ejemplo, no podemos redactar de la misma forma un documento que va a leer gente adolescente que otro dirigido a un público más adulto. En el primer supuesto, el lenguaje podrá ser más distendido e informal; en el segundo, por el contrario, deberemos ser más cautos con el vocabulario y las estructuras lingüísticas, que serán más tradicionales y educadas.

En muchos idiomas, incluido el español, esto marca la diferencia entre el uso de “tú” o “usted”. Si desde un inicio no lo aclaramos y procedemos según nos parezca sin un criterio lógico, el resultado podría no convencer a los usuarios finales. Puede suceder que incluso nuestro cliente no sepa esclarecernos con qué tipo de destinatarios contará nuestra traducción. Si así sucediera, a veces recurrimos a la impersonalización de las frases, si procede, de manera que el resultado será un texto más neutro y apto para un público general.

Véase el siguiente ejemplo:

  • Frase informal: Vierte el contenido en el recipiente
  • Frase formal: Vierta el contenido en el recipiente
  • Frase impersonal: Se vierte el contenido en el recipiente / Vertemos el contenido en el recipiente

Nivel cultural y estatus de los usuarios de las traducciones

Es muy probable que el propio contenido a traducir ya nos marque el nivel cultural y el estatus de los usuarios que accederán a nuestras traducciones. Pero no siempre es así. Hemos de ser muy cautos en este sentido porque utilizar términos y expresiones más rebuscadas puede estar fuera de lugar en función del uso que se vaya a dar a los textos.
Por ejemplo, no podemos emplear vocablos poco habituales o muy específicos cuando quien va a leer las traducciones es un público general. Igualmente, tampoco podemos rebajar el nivel lingüístico de un documento si sabemos de antemano que lo van a utilizar personas de un elevado nivel cultural. De manera análoga, nuestra redacción no será la misma si un texto lo va a leer un médico que si lo van a leer los pacientes; tampoco será lo mismo si nuestra traducción la va a utilizar el consejo de administración de una gran corporación que si la finalidad es simplemente informar a la plantilla de una pequeña empresa.

Países y entorno en que se va a emplear

Los países y la ubicación de destino de las traducciones influye enormemente en el trabajo de un traductor. Muchos clientes se sorprenden cuando les preguntamos si su traducción al inglés debe hacerse en la variante británica o americana. Pero es que entre ambos tipos hay muchas diferencias de vocabulario, de estructuras sintácticas, de uso de cifras numéricas, de manera de escribir palabras similares (donde uno usa una “z” otro pone una “s”), de frases hechas,… Quizá una persona no nativa no sea muy consciente de estas diferencias. Pero un destinatario de esos textos cuya lengua madre sea el de nuestra traducción lo percibirá al instante. La no adecuación de nuestros documentos traducidos al contexto o país correspondientes podría acarrear conflictos que podemos evitar de antemano.

Campo o sector al que va dirigido

Otro factor que tienen muy en cuenta los traductores profesionales. Además, no observar este aspecto puede tener consecuencias garrafales. Precisamente esto distingue a un traductor profesional, que solo traduce sobre aquellos sectores en los que es experto, de otro que afirma poder abarcar cualquier sector, materia o campo. Esto último es algo muy utópico que quienes llevamos años en el mundo de la traducción sabemos que se aleja mucho de la realidad. No podemos traducir un manual de un juguete empleando términos de un manual de una máquina industrial, ni viceversa. Tampoco podemos traducir una receta de cocina utilizando vocabulario o expresiones propias de un experimento científico. No adecuar nuestras traducciones al sector al que pertenece sería muy chocante para los usuarios finales.

Todo lo mencionado influye mucho más de lo que parece en cómo han de hacerse las traducciones: el vocabulario, las estructuras, la longitud y la subordinación de las frases, las expresiones, etc. Nuestro consejo es que ante cualquier duda al respecto de lo argumentado sobre estas líneas, lo mejor es siempre consultar al cliente. Él conoce mejor que nosotros el uso final que se va a hacer de las traducciones. La persona que nos contrata es nuestra mejor fuente para descubrir cómo tenemos que enfocar y adaptar nuestros textos en otros idiomas, y a la larga agradecerá que nos interesemos y le preguntemos.

Personalizar y adecuar una traducción correctamente, tal y como se ha explicado en este artículo, es algo que solo puede hacer un traductor humano profesional. Hoy por hoy no existe ningún software totalmente autónomo de traducción automática capaz de lograr el nivel de adaptación al que puede llegar una persona. Lamentablemente, hay “traductores” que traducen literalmente sin prestar atención a detalles muy básicos. El resultado que esos traductores no expertos ofrecen se asemeja mucho al resultado de un traductor automático. Si eres traductor profesional, evita parecerte a una máquina; demuestra que Google Translate no tiene nada que hacer frente a un auténtico traductor humano.

Enlaces de utilidad

Por qué un robot que entienda todos los idiomas sigue siendo cosa de Star Wars
http://www.eldiario.es/hojaderouter/tecnologia/software/traduccion-Google_Translate-Skype-Star_Wars-C3-PO_0_478402156.html

Así funciona el traductor de Google: siempre en inglés y tirando de estadística
http://www.eldiario.es/hojaderouter/tecnologia/como_funciona-Google_Translate-traductor-ingles-estadistica_0_275772763.html

Los límites del traductor de Google en español
http://www.abc.es/tecnologia/informatica-software/20131014/abci-google-traductor-limites-201310101548.html

No utilices el traductor de Google para molestar a los trolls
https://www.infobae.com/america/wapo/2017/09/27/no-utilices-el-traductor-de-google-para-molestar-a-los-trolls/

TraduccionExperta

Compartir
Publicado por
TraduccionExperta
Etiquetas: MERCADO DE LA TRADUCCIÓN

Artículos recientes

  • EMPRESA DE TRADUCCIÓN

Traducción con pujas, subastas… hagan sus apuestas

4 meses hace
  • EMPRESA DE TRADUCCIÓN

Empresas de traducción que ofrecen varios tipos de traducción

Gracias a nuestro estudio de mercado mensual estamos descubriendo cómo están mutando las empresas de traducción tradicionales. Si comparamos nuestro…

5 meses hace
  • REVISIÓN DE TEXTOS

Donde prima lo visual

5 meses hace
  • EMPRESA DE TRADUCCIÓN

El precio de una traducción: la experiencia y el conocimiento

Seguramente a muchos profesionales, de la traducción o de otros sectores, les suena haber tenido en mente y en más…

5 meses hace
  • EMPRESA DE TRADUCCIÓN

Tener la web en muchos idiomas, pero de traducción instantánea automática

Se ha puesto de moda, sobre todo en empresas y organizaciones de cierta envergadura, ofrecer en la esquina superior derecha…

6 meses hace

Este sitio utiliza cookies