Categorias: TRADUCCIÓN

Traductores vs. Programadores informáticos

En Traducción Experta se realizan a menudo traducciones de textos que posteriormente se van a emplear en páginas web o en el desarrollo de aplicaciones informáticas.

Hemos creído que puede resultar interesante mostrar algunas particularidades que deben tenerse en cuenta cuando se realiza este tipo de proyectos. Un buen asesoramiento al respecto incluso antes de que los programadores inicien su trabajo puede ahorrar muchas horas de esfuerzo.

Normalmente, cuando se desarrolla un software o cuando se diseña una página web es muy probable que se haga con la intención de implementarlo en uno o varios idiomas.

En el software o en las páginas web siempre encontraremos contenidos o textos estáticos, es decir, textos que se van a mostrar tal cual siempre, y que no van a variar cada vez que se utilice ese software o se visite la página web correspondiente. Los textos estáticos no suelen ser problemáticos, puesto que el diseñador o el programador los copia tal y como los entrega el traductor.

Pero, además, existe otro tipo de textos y contenidos denominados “dinámicos”. Los contenidos dinámicos son aquellos que cambian según la interacción de los usuarios o según otros factores (fecha, hora, etc.). Dichos textos dinámicos deben tratarse con mucho cuidado al diseñar una aplicación o una página web que posteriormente vaya a ir traducida en varios idiomas.

Imaginemos un programa que solicita al usuario su nombre y a continuación le saluda:

Software: ¿Cómo te llamas?
Usuario: Roberto
Software: Hola, Roberto.

La pregunta “¿Cómo te llamas?” es un texto estático que se va a mostrar a todos los usuarios de la misma forma. En cambio, “Hola, Roberto” es un texto dinámico que varía en función del nombre que facilite cada uno de los usuarios.

Otro ejemplo de contenido dinámico podría ser un código informático que muestre la hora:
“Son las 13:45”

Explicado de forma sencilla y simple, cuando se implementa una función así sucede algo similar a lo siguiente:

Software: ¿Cómo te llamas? [En este momento, el software tiene lo que se llama “variable”, que es una especie de “caja” vacía]

Usuario: Roberto  [Ahora, el software coge el valor facilitado por el usuario (Roberto) y lo guarda en dicha variable o caja vacía]

Software: Hola, Roberto. [el software usa el valor guardado en la variable]

Supongamos que XXX representa a la variable. Esto es lo que sucedería:

Software: ¿Cómo te llamas?  – [XXX = vacío]
Usuario: Roberto     [XXX = Roberto]
Software: Hola, XXX.  -> Hola, Roberto

Una forma muy habitual de crear partes de un software o una página web que permitan interactuar a los usuarios es hacerlo como si se tratara de un mecano, mezclando fragmentos de texto y variables.

Por ejemplo, imaginemos que tenemos estos fragmentos y las variables DD, MM y AA:

Es
DD
de
MM
de
AA

Y que cuando se ejecute esta parte del software o de la web se utilice la fecha actual para generar esto:

Es DD de MM de AA   =  Es 24 de junio de 2015

(DD= 24, MM= junio, AA= 2015).

(Nota: los lenguajes de programación son más complejos de lo mostrado en este artículo y la línea de arriba es una muestra simplificada para que pueda entenderla cualquier usuario)

Esto permite que con una sola línea de código podamos generar todas las fechas posibles a partir de la hora actual que nos facilite el ordenador o el dispositivo desde el que el software extraiga la información.

Esta forma de programar ahorra mucho tiempo a los programadores. El inconveniente viene cuando tratamos de emplear una misma estructura o ese “mecano” en varios idiomas.

Por lo general, la estructura de las oraciones no es la misma en todos los idiomas. Esto es algo que un programador o diseñador puede no saber.

Pongamos el ejemplo siguiente:

Español:

¿Cuánto
YYY
ha
costado
arreglar
el/la
XXX?
(donde XXX puede ser “coche”, “moto” o “camión”, e YYY puede ser “te”, “me”, “le”, …)

Resultado interactivo:
¿Cuánto YYY ha costado arreglar el/la XXX? > ¿Cuánto te ha costado arreglar la moto?

Supongamos que se solicita a un traductor traducir al inglés por separado los fragmentos usados antes, sin una frase completa ni estructurada:

¿Cuánto – How much
ha  – has
costado – cost
arreglar  – repair
el/la – s/he    / the

Cuando el software uniera automáticamente toda la frase a modo de mecano, el resultado sería:

How much you has cost repair the motorbike?

Como puede apreciarse, esta frase no tiene ningún sentido. Se ha tratado de emplear la estructura propia de las oraciones en español en una oración en inglés. En realidad, lo correcto en inglés sería:

How much did it cost you to have your car repaired?

Por lo que un programador bien asesorado habría puesto su código de programación siguiendo esta estructura:

How much did it cost YYY to have your XXX repaired?

Que nada tiene que ver con la forma en español: ¿Cuánto YYY ha costado arreglar el/la XXX?

Esto se complica considerablemente con idiomas que se leen en sentido contrario al texto original. Por ejemplo, el español se lee de izquierda a derecha, mientras el árabe se lee de derecha a izquierda.

Un programador o diseñador web que desconozca esto o que no esté bien asesorado creerá que su código de programación para contenidos dinámicos va a funcionar por igual en todos los idiomas, y solo al finalizar su trabajo se dará cuenta de que no funcionará para el resto de idiomas.

En cambio, un programador o diseñador consciente de esto hará su trabajo de forma adecuada desde el principio, evitándose frustraciones y pérdidas de tiempo muy costosas.

En Traducción Experta sabemos que las traducciones no funcionan como un juego de piezas que se colocan siempre de la misma forma. Por ese motivo aún no existe ningún software informático capaz de hacer traducciones tal y como las hace un traductor nativo profesional.

Dpto. Informática Traducción Experta.
TraducciónExperta

TraduccionExperta

Artículos recientes

Empresas de traducción que ofrecen varios tipos de traducción

Gracias a nuestro estudio de mercado mensual estamos descubriendo cómo están mutando las empresas de traducción tradicionales. Si comparamos nuestro…

2 semanas hace

El precio de una traducción: la experiencia y el conocimiento

Seguramente a muchos profesionales, de la traducción o de otros sectores, les suena haber tenido en mente y en más…

1 mes hace

Tener la web en muchos idiomas, pero de traducción instantánea automática

Se ha puesto de moda, sobre todo en empresas y organizaciones de cierta envergadura, ofrecer en la esquina superior derecha…

2 meses hace

Presupuestos en un minuto: automatización al poder

Dar presupuesto a bulto o a granel se ha puesto de moda en el mundo de la traducción. El estudio…

3 meses hace

Este sitio utiliza cookies