Traducciones de recetas y menús

Traducciones de recetas y menús

Para un traductor, las traducciones de recetas y menús son importantes, y los textos culinarios no lo son menos. Es más, hay textos de esta índole que pueden llegar a ser muy complejos, especialmente debido a las avanzadas técnicas a las que cada vez se recurre más en la cocina actual.

Sobre la traducción de una receta y cómo traducir platos de otros idiomas
Por tanto, creer que traducir contenidos culinarios es “pan comido” puede inducirnos a error, y debemos poner la misma meticulosidad que ponemos con documentos de otros sectores.

¿No os ha sucedido alguna vez estar leyendo una receta de cocina resultante de una traducción en la que algún paso era incomprensible? ¿O haber pedido un plato del menú de un restaurante y al llegar la comanda encontraros con algo inesperado y distinto a lo que se os daba a entender en el texto escrito? Lamentablemente esto es más habitual de lo que debería, y es precisamente por ese menosprecio que se le suele dar a estos documentos a la hora de traducirlos.

Esto ocurre principalmente porque se traduce incorrectamente el nombre del plato, del producto o de las instrucciones. A continuación mostramos algunos ejemplos reales y algunos consejos de cómo evitar una traducción indebida.

Nombres de platos no traducibles:

En muchas ocasiones aparecen nombres de platos que no cuentan con una traducción directa al idioma de destino. Hay platos que no se traducenPor ejemplo, si queremos traducir nombres de platos como “flamenquín” o “torrija” al inglés, no dispondremos de una palabra exacta que lo identifique en la lengua meta. En estos casos lo aconsejable es dejar el nombre sin traducir y acompañarlo de una breve explicación entre paréntesis que aclare en qué consiste ese plato en el idioma meta.

Evitar traducciones de recetas literales incorrectas:

Efectivamente, hay platos cuya traducción correcta al idioma meta es una traducción literal tal cual. Pero no siempre es así. Una equivocación muy común cuando no se traduce un menú de un restaurante de forma profesional es traducirlo todo literalmente.

Ahora bien, imaginemos a un turista ruso que entra en un restaurante español y lee la carta de menús en inglés.

Al leer “Russian salad” se le iluminan los ojos y piensa “qué bien, algo típico de mi tierra”. Así que solicita ese plato. Pero entonces, en lugar de llegarle una ensalada típica de Rusia le llega algo inesperado: una ensalada con patata cocida.

Esto es porque la traducción literal no funciona en este caso. Una posible traducción para “ensaladilla rusa” podría ser: Spanish potato salad. De ese modo, no habría lugar para la confusión descrita.

Verbos e ingredientes inadecuados en las recetas:

En la enumeración de los pasos a seguir en una receta y en los ingredientes a utilizar hay que tener también sumo cuidado. Un verbo que suele causar problemas en traducciones no profesionales es el verbo “agitar”. Este verbo en inglés se puede traducir de muy distintas formas: mix, wave, stir, shake, disturb… Y cada una de sus acepciones debe utilizarse en el contexto adecuado.

No es de extrañar que en una traducción de baja calidad encontremos algo como “disturb the mix” (agitar/enfadar la mezcla) en lugar de “shake” o “stir”. Y lo mismo sucede con el término inglés “baking soda”, que se traduce al español como “bicarbonato sódico” pero que en alguna traducción de dudosa procedencia hemos llegado a ver como “soda para cocinar” o “soda para el horno”.

Todo esto, que puede tomarse como algo anecdótico, es bastante serio, ya no porque al que siga los pasos de una receta pueda salirle algo frustrante, o porque un comensal se sorprenda al no recibir el plato que tenía en mente, sino porque también puede llegar a afectar a personas alérgicas a determinados ingredientes que, por una traducción inadecuada, se citen u omitan erróneamente.

Hace una semana, La siguiente fotografía se hizo viral no hace mucho en las redes sociales:

Hace una semana, La siguiente fotografía se hizo viral no hace mucho en las redes sociales: Si observamos con detalle veremos que está plagado de traducciones literales y de erratas en inglés, el idioma de destino. De hecho, hay una “pista” que delata que esta traducción está efectuada con un programa de traducción automática. Se trata de una de las últimas frases del texto, donde en español también hay una errata: Los arroces son minino para dos personas. En lugar de utilizar la palabra “mínimo”, debido a un error tipográfico pone “minino”; y claro, el software de traducción automática ha traducido esto como “pussycat”. De ese modo, los clientes que lean esta carta en inglés entenderán que “los platos de arroz son gatito para dos personas”. Este tipo de errores pueden convertir a un restaurante en objeto de burla. : Por un error tipográfico, en lugar de “curly” (rizado) aparece “curyly”, donde se ha colado una Y de más, una mala pasada ocasionada por una falta de revisión. Una vez en los estantes de las tiendas, este error ya no tiene fácil solución.

Si observamos con detalle veremos que está plagado de traducciones literales y de erratas en inglés, el idioma de destino. De hecho, hay una “pista” que delata que esta traducción está efectuada con un programa de traducción automática. Se trata de una de las últimas frases del texto, donde en español también hay una errata: Los arroces son minino para dos personas. En lugar de utilizar la palabra “mínimo”, debido a un error tipográfico pone “minino”; y claro, el software de traducción automática ha traducido esto como “pussycat”. De ese modo, los clientes que lean esta carta en inglés entenderán que “los platos de arroz son gatito para dos personas”. Este tipo de errores pueden convertir a un restaurante en objeto de burla. :

Por un error tipográfico, en lugar de “curly” (rizado) aparece “curyly”, donde se ha colado una Y de más, una mala pasada ocasionada por una falta de revisión. Una vez en los estantes de las tiendas, este error ya no tiene fácil solución.

Por todo lo mencionado, nuestro consejo es que en las traducciones se verifiquen concienzudamente todos y cada uno de los términos, verbos, nombres de platos e ingredientes empleados, al igual que debería hacerse en todos los documentos, sea cual sea el sector.

Y, salvo que nuestro objetivo sea amenizar los mensajes de todas las redes sociales y dispositivos móviles, la elección más acertada es contratar estas traducciones a servicios profesionales expertos en estos ámbitos.

Ejemplos de malas traducciones en el mundo de la cocina

Coma niños gratis

Niños gratis otra mala traducción

Delicioso marido asado

Delicioso marido asado una mala traducción culinaria

¿Cuidando al bebé?

plato mal traducido cuidando al bebe

Páginas Web de interés sobre términos culinarios y gastronómicos:

http://www.miis.edu/academics/library/find/guides/translating/culinweb
http://lloyd2.home.mindspring.com/words.htm
http://www.foodsubs.com/

Traducción de cocina en TraducciónExperta

Nuestro servicio de traducción de cocina atiende las solicitudes desde aquí

About the Author:

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.MÁS INFORMACIÓN

ACEPTAR
Aviso de cookies